martes, 29 de diciembre de 2015

Crema de carabineros

Esta crema se puede tomar caliente o fría (si fueses verano :)), y podemos utilizar carabineros o cualquier otro marisco parecido, desde gambones hasta bogavante, pero el carabinero tiene un plus de sabor que en este tipo de platos se agradece, y para la crema podemos comprar piezas pequeñas, que siempre son más económicas. Una ventaja importante es que la podemos preparar con antelación, el día antes, y a última hora solo tenemos que calentar y emplatar. ¡Espero que os guste!.
Detalle del plato terminado

Ingredientes

Para 8 personas:
· 4 carabineros medianos o 6 más pequeños
· Ajo, 2 dientes
· Cebolla, 2 grandes
· Patatas, 2 grandes
· Laurel, 1 hoja
· Perejil fresco
· Vino blanco, 1 vaso
· Coñac, medio vaso
· Aceite y sal
Ingredientes: carbineros, cebolla, patata, ajo, laurel, vino, coñac, ...

Elaboración

Pelamos los dientes de ajos, los laminamos y picamos el perejil fresco. Ponemos el ajo a fuego medio en una cazuela amplia, en la que luego nos quepan los carabineros enteros (juntos pero sin amontonar). A continuación añadimos los carabineros, los salamos ligeramente y tapamos la cazuela para que se hagan durante 3-5 minutos (depende del tamaño).
Echando los carabineros a la sartén con los ajos laminados

Damos la vuelta a los carabineros y los espolvoreamos con el perejil picado
Echando el perejil picado encima de los carabineros

Añadimos el coñac y flambeamos (¡apagad la campana!)
Flambeando el coñac

Una vez apagado el coñac, sacamos los carabineros, los pelamos. Reservamos las colas y las cáscaras y las cabezas las ponemos en una cazuela aparte.Cubrimos con agua fría (echad el agua justa para que cubra, no más). Para que la crema salga con un sabor más intenso, en este momento podemos meter la batidora de brazo en la cazuela para "romper" las cabezas y las cáscaras (no se trata de hacer una pasta ;)). Añadimos el laurel y lo ponemos a cocer a fuego medio-bajo.
Cociendo las cabezas y las cáscaras con el laurel

Ahora cortamos en juliana la cebolla y las patatas las cortamos finas. En la cazuela del flambeo sofreímos la cebolla y después añadimos las patatas. Salamos ligeramente y lo cocemos todo despacio, a fuego medio-bajo tapando la cazuela, hasta que las patatas estén tiernas (como para tortilla). Id removiendo de vez en cuando para que no se pegue.
Echando las patatas cortadas finas a la cazuela

Cuando ya están las patatas, añadimos el caldo filtrado de las cáscaras. Que cueza 5 minutos más. Finalmente lo batimos todo hasta que quede una crema fina, rectificamos de sal, emplatamos y adornamos con las colas de los carabineros repartidas por todos los platos ¡Que lo disfrutéis!
En el plato, lista para comer

Puede que también te guste

todas las semanas una nueva receta


No hay comentarios:

Publicar un comentario