domingo, 23 de agosto de 2015

Pescadilla hervida con ajada o pescadilla a la gallega

Esta misma receta se puede utilizar para cualquier pescado hervido. Es una elaboración sana, bastante rica y muy rápida de hacer si tenemos los previos (el caldo corto y la ajada).
Pescadilla a la gallega terminada

Ingredientes

Para cuatro personas:
- Una pescadilla de aproximadamente 1 kilo (en Valdemoro teneis la Pescadería Vicente siempre dispnible), cortada en rodajas muy gruesas, de por lo menos 5 o 6 centímetros. Puede ser más pequeña o más grande, únicamente habrá que ajustar el tiempo de cocción
- Ajada. La ajada aporta una intensidad y sabor que da "personalidad" al plato, pero si no tenemos, la podemos sustituir por aceite de oliva y pimentón.
- Caldo corto: 1 litro. Es necesario cocer el pescado en caldo, no solo en agua. Si no tenemos tiempo, podemos utilizar uno de los que venden preparados (verduras o pescado).
Ingredientes: pescadilla y las hortalizas para el caldo corto

Elaboración

Vamos a ver como preparar esta pescadilla a la gallega. Requiere muy poco tiempo, siempre y cuando contemos con los ingredientes previos, la ajada para aliñar y el caldo corto para cocer el pescado.

Yo en mi caso el caldo lo hago en el momento y, si no lo aprovecho para hacer sopa, lo filtro y lo congelo (para reutilizarlo) y ajada, siempre tengo una botella. Como a menudo el tiempo manda ;), podemos utilizar un caldo comercial (los hay buenos) y aceite y pimentón al gusto.

Si decidís elaborarlos vosotros (siempre aportareis un "plus"), en este enlace tenéis la receta del caldo corto, y en este otro el de la ajada.

Sea como sea, el caldo tiene que estar completamente frío para conseguir una textura compacta y agradable.

Comprobamos el punto de sal del caldo y lo rectificamos si es necesario (los caldos comerciales suelen venir pasados de sal). Sumergimos el pescado en el caldo (mejor con una rejilla).
Metiendo el pescado en el caldo

Lo ponemos a fuego mediano. Tenemos que estar pendientes, en cuanto rompa a hervir, se baja el fuego al mínimo, de tal manera que siga cociendo, pero que solo se perciba un ligero movimiento (estremecimiento) del líquido. 15 minutos son suficientes para esta cantidad de pescado.
Sacando del caldo la pescadilla ya hervida

Ya esta. Sacamos la rejilla y la dejamos escurrir encima de un plato. Lo tapamos con un paño para que no se enfríe y cuando lo vayamos a consumir lo presentamos en un plato rociado con ajada.

Puede que también te guste

todas las semanas una nueva receta


2 comentarios:

  1. ¡Excelente explicación y qué manjar! La hago muy parecida a la tuya, yo le añado patata cocida en el caldo corto, sale muy rica. Mi marido que es un merluzero total, esta forma de prepararla le gusta mucho. Muy buena idea la de cocerla en rejilla, y la ajada que tengo en el frigorífico la probaré hoy mismo dando alegría a la verdura. Ya os contaré.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Añadir patata es una excelente sugerencia, insuperable para acompañar al pescado hervido con la ajada. Gracias Isabel.

      Eliminar