jueves, 2 de julio de 2015

Boquerones a la bilbaína

El boquerón para mí es uno de los pescados más ricos, y dentro de los pescados azules, cuanto más pequeño, mejor. Y no es de los caros. Con los pescados, el mejor no es el más caro sino es el más fresco, aunque sea el más humilde. Esta receta es en el horno, más saludable que fritos, y mancha menos :)Detalle de los boquerones terminados


Ingredientes

Para cuatro personas:
- Boquerones grandes sin espina (preparados como si fuese para boquerones en vinagre):  0,5 kg. En Valdemoro tenemos siempre disponible la Pescadería Vicente para comprar boquerones o cualquier otro pescado.
- Ajo: 2 dientes
- Guindilla: al gusto
- Aceite, vinagre, sal
Ingredientes: boquerones, ajo, guindilla, aceite y sal

Elaboración

Para preparar estos boquerones a la bilbaína, lo primero vamos calentando el horno a temperatura alta (220-240 grados). Hay otra manera de hacerlos en una sartén, pero a mi me gustan más en el horno (aunque ciertamente, en verano hay días que cuesta encender el horno).

Fileteamos los ajos y la guindilla
Cortando el ajo y la guindilla

Echamos estos ingredientes en una sartén pequeña con fuego flojo. Que se vayan sofriendo lentamente. Vamos controlando el sofrito, que debería estar hecho (tostados los ajos) y con el aceite caliente cuando saquemos los boquerones del horno, para lo que utilizaremos el fuego al mínimo, y si vemos que esta hecho antes que los boquerones del horno, lo retiramos del fuego, y si vemos que cuando llega el momento le falta, pues subimos un poco el fuego.
Sofriendo los ajos y la guindilla en la sartén

Pintamos con una película de aceite el fondo del recipiente del horno y colocamos los boquerones con la piel hacia abajo, que no se monten. Salamos.
Los boquerones listos para hornear

Metemos los boquerones al horno. Tardan muy poco en hacerse, apenas unos minutos. Estarán cuando se pongan blancos. En este momento hay que estar pendiente del sofrito para que este terminado cuando los boquerones estén. Así que sacamos los boquerones del horno justo cuando se acaban de poner blancos

Cuando los boquerones están horneados y el sofrito esta tostado, echamos un chorreón de vinagre al sofrito de ajos (ojo que puede saltar) y dejamos que se evapore.
Echando el vinagre al sofrito de la sartén

Regamos los boquerones con el sofrito hirviendo de la sartén, para que terminen de hacerse
Echando el sofrito hirviendo sobre los boquerones

¡A comer enseguida! Antes de que se enfríen. Unas rodajas de tomate natural es un acompañamiento excelente para ir montando unas tapas directamente en la mesa.
Boquerones a la bilbaína terminados listos para comer

Como este plato es más un picoteo (o una cena), os recomiendo que ya que encendéis el horno aprovechéis para hacer alguna otra tapa (como los rollitos de judías verdes) o algún plato que requiera solo unos minutos de horno (como el bacalao con alioli)

Puede que también te guste

todas las semanas una nueva receta


No hay comentarios:

Publicar un comentario