jueves, 28 de mayo de 2015

Bacalao dorada

El Bacalao Dorada o Bacalhau á Brás (en portugués, el idioma original del reino del bacalao :)), es un revuelto de bacalao con patatas que puede ser un potente picoteo o plato único.
Bacalao dorada. Detalle del plato terminado

INGREDIENTES

Para cuatro personas:
- Migas de bacalao desalado 250-300 gramos
- Cebolla 1 pequeña (o media grande)
- Patatas 1/2 kg
- Ajetes 2 (o 1 diente de ajo)
- Perejil fresco picado
- Aceite y sal
- Aceitunas negras (opcional)
Bacalao dorada. Ingredientes: Bacalao desalado, patatas, huevos, cebolla y ajetes

ELABORACIÓN

Para preparar el bacalao dorada, lo primero vamos a hacer las patatas paja, que son patatas fritas finas, para lo que pelamos y cortamos las patatas del tamaño adecuado. Si tenemos una mandolina, es más fácil hacerlas más pequeñas. Las sumergiremos en agua para eliminar el almidón y las secamos.
Bacalao dorada. Cortando patatas finas para freir

Una vez secas, las salamos ligeramente y las vamos friendo por tandas poco a poco, para que no se apelmacen, dejándolas bien doradas. Cuando las hemos frito todas las reservamos.
Bacalao dorada. Friendo las patatas en la sartén

Cortamos la cebolla en juliana y picamos uno o dos ajetes (o un diente de ajo) .
Bacalao dorada. Picando ajete

Ponemos la cebolla  a sofreír e incorporamos los ajetes a la sartén.
Bacalao dorada. Sofriendo la cebolla y los ajetes en la sartén

Cuando ya esta todo sofrito, echamos las migas de bacalao y les damos unas vueltas, lo justo hasta que empiezan a ponerse de color blanco. Que quede jugo en la sartén.
Bacalao dorada. El bacalao en la sartén con la cebolla y los ajetes

Ya tenemos listos los ingredientes de la sartén y las patatas paja. Como este plato tiene que ser hecho y comido, podemos preparar los ingredientes con algo de antelación, dejándolo todo listo para hacer el revuelto en el último momento.

Vamos a preparar el revuelto de bacalao. Cascamos los huevos en un bol, y a partir de ahora es todo muy rápido, por lo que deberíamos tener dispuesta la fuente en la que vamos a presentar el plato en la mesa.  Si lo habíamos preparado con antelación, ponemos la sartén con el bacalao a fuego medio/fuerte, le damos dos vueltas mientras coje un poco de temperatura. Volcamos los huevos cascados del bol en la sartén. Salamos ligeramente.
Bacalao dorada. Los huevos en la sartén con el resto de ingredinetes

Vamos dándole vueltas al huevo y antes de que se cuaje, cuano se pone un poco cremoso (no tarda ni un minuto), echamos las patatas paja encima de los huevos, reservándonos unas pocas para adornar el plato final.
Bacalao dorada. Patatas fritas en la sartén con los huevos y el resto de ingredientes

Removemos con una cuchara de madera hasta que todo el huevo ha cuajado, pero sin que quede seco.
Bacalao dorada. En la sartén, casi hecho

Justo cuando al remover vemos que ya ha cuajado todo, volcamos la sartén en la fuente. Echamos por encima las patatas paja que habíamos reservado, adornamos con un poco de perejil picado y con aceitunas negras. ¡Rápidamente a la mesa a comer!
Bacalao dorada en el plato listo para comer.

Puede que también te guste

todas las semanas una nueva receta


4 comentarios:

  1. !Maravillosa receta! Hace muchos años cuando lo probamos por primera vez en Portugal, no me podía imaginar que con esos ingredientes saliera un plato tan delicioso. Ya sabéis que en Portugal el bacalao lo bordan.
    Yo las últimas veces que lo he hecho he comprado las patatas paja. No es lo mismo, pero...facilita mucho la elaboración de este plato.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues yo creo que nos ha pasado un poco lo mismo a todos los que lo hemos probado en Portugal, que no se nos ha olvidado lo rico que estaba :).
      Lo de utilizar patatas paja de bolsa me parece una solución excelente, sobre todo si incorporas este plato en "la diaria". Se ahorra mucho tiempo. El único cuidado que yo tendría sería comprar patatas fritas únicamente en aceite de oliva o de girasol, evitando las fritas en aceites vegetales a secas, que como sabes no suelen ser las más sanas.
      Muchas gracias por tu aportación Isabel.

      Eliminar
  2. Jose Ramon, con esta receta me has ganado. Me gusta el bacalao de cualquier forma pero esta la que mas. Antiguamente en Portugal era un plato de economía de subsistencia, con poco bacalao unos huevos y muchas patatas se podía dar de comer a mucha gente. Con una mandolina las patatas paja son muy fáciles de cortar, y rápido.
    Seguiremos tus habilidades.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Miguel. Los que estamos enganchados al bacalao salado, ya sabes que tenemos un ojo puesto en Portugal, que son los que mejor lo trabajan y de maneras más diversas.
      Para mí también es una de mis recetas de bacalao preferidas, y desde luego con la mandolina quedan muy bien las patatas, más finas de lo que me quedaron esta vez en la receta fotografiada, que son un poco grandes.
      Gracias Miguel, seguiremos profundizando en el mundo del bacalao.

      Eliminar