lunes, 23 de marzo de 2015

Fajitas de pollo


detalle de la fajita de pollo ya terminada

Las fajitas es un plato mejicano que en sus orígenes se elabora con carne de ternera asada envuelta en una torta muy fina de harina de maíz o de trigo. Esta receta tiene innumerables variables (carne de pollo, cerdo, marisco, verduras) teniendo como única seña de identidad la torta que envuelve los ingredientes elegidos (la "fajita").

En casa las hacemos habitualmente con pollo y hortalizas. Resulta un plato completo, es una buena idea para cenar y a los críos les encanta, aunque alguno como mi hijo pequeño intenta apartar "lo verde" :).

Ingredientes de las fajitas de pollo


Para 4 fajitas:
- Fajitas. A nosotros nos gustan más las de trigo
- Pollo. 1 pechuga en filetes
- Pimiento rojo y verde. si son grandes, medio de cada
- Tomate 1
- Calabacín, medio o uno pequeño
- Tomate frito, 3 cucharadas
- Aceite, sal, pimienta y tomillo
los ingredientes crudos de la fajita de pollo

Elaboración de las fajitas de pollo

Para hacer las fajitas de pollo, primero picamos las hortalizas y el pollo en tiras, el tomate en dados y el calabacín en "medias rodajas"...
El pollo crudo cortado en tiras y salpimentado

Salpimentamos ligeramente el polllo.

Mientras tanto ponemos a calentar a fuego medio-alto una sartén (grande, para cuatro personas) con un poco de aceite y vamos echando y sofriendo los ingredientes por orden:

1. El pimiento verde y el pimiento rojo. Lo dejamos que se haga un poco
primero echamos el pimiento verde y rojo

2. La cebolla, hasta que empieza a ponerse transparente
los pimiento y la cebollla cuando comienza a ponerse trnasparente

3. El pollo, y lo rehogamos bien
cuando ya estan hechas las primeras verduras echamos el pollo

4. Cuando el pollo ya está (ha cambiado de color, se ha puesto blanco), echamos el tomate cortado en dados
cuando el pollo ya esta echamos el tomate

5. El calabacín lo último, que es lo que menos tarda en hacerse. Lo revolvemos todo bien hasta que esté hecho (veremos que suelta mucha agua).
lo último que echamos es el calabacín, que es lo que menos tarda

Vamos revolviendo todo bien y cuando ya esté todo un poco hecho añadimos sal y un poco de pimienta (recordad lo que ya le hemos añadido al pollo).

Como los ingredientes soltarán bastantes jugos podemos subir un poco el fuego, pero yo prefiero no dejarlo completamente seco, sin "caldo", pero con un poco de jugo en el fondo de la sartén.
al final del todo mezclamos con tomate frito y tomillo

Cuando ya veamos que está todo hecho, bajamos el fuego al mínimo, o en el caso de la vitro la apagamos y dejamos el calor residual, y en este momento añadimos 2-3 cucharadas de tomate frito, espolvoreamos de tomillo y revolvemos. A mí no me gusta echar mucho tomate frito, porque no se trata de hacer un plato con tomate, sino de que quede jugoso.

Ya está listo. Extendemos la fajita en el plato (algunas marcas recomiendan calentar el paquete ligeramente en el microondas) y distribuimos el relleno.
extendemos la fajita en el plato y extendemos el relleno

A mí me gusta añadirle unas hojas de lechuga, queda más freso y "crujiente".
podemos añadir lechuga a la fajita terminada

Enrollamos y ¡a comer!. Espero que os guste :)
fajita ya terminada lista para comer

Puede que también te guste

todas las semanas una nueva receta


3 comentarios:

  1. ¡Qué ricas!. Y qué recuerdos!. Era un plato que lo tenía olvidado, aunque lo he hecho poco. A nosotros nos gusta la mezcla. Color y sabor. Lo tendré en cuenta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Isabel. Sale rico y jugoso, y además tiene mil variaciones para probar. Seguro que a ti se te ocurre alguna variación interesante.

      Eliminar
  2. Miguel Angel, me temo que he estado torpe y te he borrado tu comentario de las fajitas por error. Gracias por comentar y si, salen buenas y lo que proponias del picante más que adecuado, que son cosas (estas y otras) para cuando no hay niños ;)

    ResponderEliminar